Aroche
imagen

Inicio

Portal Turístico

Ir a Portal Administrativo

Ir a Portal de Transparencia

ESTAMOS EN: Ayuntamiento de Aroche (Huelva) > Portal Turístico >

Arucci/Turóbriga

Historia de Arucci/Turobriga

vista aérea de las zonas excavadas de la ciudad

LA CIUDAD ROMANA DE ARUCCI/TUROBRIGA

La ciudad de Arucci/Turobriga fue fundada en tiempos de Augusto, a fines del siglo I a.C. (15-10 a.C.) y supone la culminación de un proceso que se inicia a mediados del siglo II a.C. con la conquista de la Baeturia Celtica, en la cual se encontraba el territorio de la sierra onubense. A lo largo de todo este período las poblaciones de esta región mostrarán su insumisión al poder de Roma, actuando primero como apoyo a las actuaciones de Viriato y de los caudillos lusitanos en sus ataques en el valle del Guadalquivir, para posteriormente, en el siglo I a.C. formar parte, en algunos de los bandos, en las guerras civiles sertoriana y pompeyana.

Así pues, una vez pacificada la zona a fines del período republicano, y como consecuencia de las políticas territoriales  y administrativas  llevadas a cabo por Augusto, se decide fundar una ciudad en el llano con el aporte de poblaciones del entorno (celtici ), así como de colonos latinos. Estos colonos pertenecen a las más importantes familias de la zona: Baebii, Piotii, Sertorii, Vibii, cuyos testimonios han llegado hasta nosotros a través de la epigrafía.

A lo largo del siglo I d.C. la ciudad experimentará un rápido crecimiento y desarrollo urbanístico. Así, en torno a los principados de Calígula y Claudio (37-54 d.C.) se lleva a cabo la construcción del Foro de la ciudad, diseñando una plaza porticada en la que tienen cabida las funciones administrativas, judiciales y religiosas. Posteriormente, en época Flavia (69-96 d.C.) se construirán las termas y el Campo de Marte, edificios públicos monumentales que denotan una actividad constructiva importante para estos momentos.

Iniciado el siglo I d.C., durante el gobierno de Trajano (98-117) y Adriano (117-138), la ciudad se consolida, siendo este su momento de mayor esplendor. A mediados del siglo III d.C. la ciudad se mantiene, y con ella el modelo de vida urbano, habiéndose documentado indicios de reformas en algunos de los edificios públicos, como así lo atestiguan algunos de los materiales arquitectónicos conservados en la Colección Municipal de Aroche (CMA). Será a mediados de este siglo cuando la ciudad comience a decaer, siendo paulatinamente abandonada, en el contexto general de la crisis urbana del siglo III d.C. que se produce en todo el Imperio, y servirá de cantera para la construcción de las numerosas Villae Rusticae  documentadas en las inmediaciones de la ciudad.

La ciudad estaba dotada de una muralla, con una funcionalidad no defensiva, sino simbólica y de prestigio, separando el área de la ciudad (urba) del campo (ager). Dicha muralla contaba al menos con dos puertas, una en la zona  Sur, próxima al foro, y otra en la zona Norte junto al Campus.

De igual forma, el Campo de Marte se ubicaba al exterior de la muralla. Este gran recinto estaba destinado a la práctica de actividades deportivas, gimnásticas, luchas de gladiadores, asambleas, etc. En él se solía rendir culto a Marte, y tenía su sede el colegium iuvenum, asociación de jóvenes de la ciudad.

El caserío se dispersa por todo el recinto, localizándose varias viviendas señoriales que estuvieron decoradas con ricos materiales y lujosos objetos (casa de la Columna y Casa Norte).

En la zona central se encuentra el Foro, el corazón del conjunto urbano. Desde este complejo se gobernaba la ciudad y en él se desarrollaban las actividades más importantes.

Al exterior (extra pomerium), en el área más inmediata que rodeaba la ciudad, se ubicaban las necrópolis, lugar de enterramiento. Las necrópolis de la ciudad de Turobriga se localizan junto a las puertas Norte y Sur.

 

 

Volver a Arucci/Turóbriga